Biografías
Hofmannsthal, Hugo von
Poeta, escritor y autor dramático

Nacióen Viena el 1º de febrero de 1874. Su extraordinaria precocidad lo llevó a publicar sus primeras obras a los diecisiete años. Los trabajos del joven estudiante, que tímidamente se ocultaba bajo seudónimo, causaron sorpresa en los medios intelectuales vieneses por el perfecto dominio de las formas y por la madurez de conceptos con los cuales abordaba los motivos de la melancolía y de la muerte.

En 1891 escribió Ayer y al año siguiente La muerte de Tiziano, seguido poco después por El tonto y la muerte. Se trata de pequeños dramas de un lirismo más apto para la lectura que para una representación, basados en una obsesiva presencia de la muerte y en la representación de un mundo preexistencial. Años más tarde Hofmannsthal recordaba estas obras a propósito de una evocación de su período juvenil: estado contemplativo, presentimiento de la vida verdadera por parte de un discípulo ya dueño de una herencia cultural de acabada perfección.

Durante un tiempo Hofmannsthal frecuentó la amistad del poeta Stefan George, pero luego un desentendimiento con los ideales sustentados por este escritor lo alejó de su círculo. Aún del período juvenil deben señalarse El pequeño teatro del mundo (1897) y los dramas simbolistas La mujer en la ventana (1899) y El aventurero y la cantante (1899).

A principios de siglo siguieron algunas tragedias arcaizantes: Elektra, refundición de la tragedia de Sófocles (1903), Edipo y la Esfinge (1906), Alcestes (1911) y Cada Cual (1911), su obra más célebre y representada, una especie de misterio medieval, reelaboración de una antigua moralityinglesa, sobre la muerte de un poderoso. En la misma línea fueron concebidos El gran teatro del mundo de Salzburgo (1922) que retoma con fasto barroco el célebre auto sacramental de Calderón de la Barca y La Torre un drama alegórico, en el cual el poeta trabajó en 1925 y en 1927, dejándolo finalmente inconcluso.

El crítico Vincenzo María Villa, señala que en Hofmannsthal no solo debe buscarse al artista excelente, refinado hasta el preciosismo, sino al hombre que participa del sentimiento de la crisis espiritual del primer novecientos. En el apogeo de su trayectoria, Hugo von Hofmannsthal inició su importante colaboración con Richard Strauss, creando para el maestro muniqués los libretos de Elektra, El caballero de la rosa, Ariadna en Naxos, La leyenda de José, La mujer sin sombra, Helena Egipciaca y Arabella. Por la alta relevancia de estos trabajos, la colaboración Strauss-Hofmannsthal revivió en nuestro siglo la no menos célebre colaboración Verdi-Boito de la segunda mitad del anterior.

Admirador de los dramas griegos y de las tragedias modernas de Victor Hugo y Gabriele D’Annunzio, su estilo es preferentemente simbolista y muy expresivo, destacándose deliberadamente de la tendencia naturalista, que en parte le fuera contemporánea. Se ha dicho además y no sin razón que Hofmannsthal fue el intérprete de una tradición cultural austríaca, en la cual convergen influencias eslavas y latinas, católicas y barrocas. El poeta vienés se sintió representante de una misión espiritual y así transcurrió su existencia totalmente dedicado a ella hasta que le sorprendiera repentinamente la muerte en Rodaun, el 15 de agosto de 1929.

Hofmannsthal es una de las figuras descollantes de la literatura austríaca contemporánea. Su personalidad y su obra fueron familiares y admiradas en los círculos intelectuales de Francia, Gran Bretaña e Italia. Amigo de Gabriele D’Annunzio y de Eleonora Duse, el poeta gustaba pasar largas temporadas en la península, donde escribió muchas de sus obras más celebradas.

Propulsor del famoso Festival de Salzburgo, donde fue representado luego con gran éxito su misterio escénico Cada cual, Hofmannsthal ocupa con Stefan George y Rainer María Rilke, un puesto de privilegio en la literatura centroeuropea contemporánea.

Independencia 3721 1º C (C1226AAC) Buenos Aires - Tel.: 5263 - 0323 - info@avantialui.com.ar