Biografías
Ferri, Olga
Bailarina, coreógrafa, docente

Inició su carrera en el ballet del Teatro Colón a los dieciocho años, ingresando a la compañía por concurso y directamente como solista. Su principal educadora durante este período fue Esmeé Bulnes. En 1949 obtiene también por concurso el cargo de Primera Bailarina asumiendo todo el repertorio clásico del Ballet del Teatro Colón y los siguientes estrenos: Romeo y Julieta, Hamlet y Don Juan de Larissa de Tatiana Gsovsky; El Pillán de Ian Cieplinsky (estreno mundial); Los Pájaros de Margarita Wallmann; Séptima Sinfonía, Juego de Niños, Rojo y Negro, Choreartium y Sinfonía Fantástica de Leonide Massine. Forma parte junto a José Neglia y Enrique Lommi de la primera Compañía de Ballet creada y dirigida por Michel Borovsky para la televisión argentina, el Duncan’s Ballet.
Creó distintos conjuntos de cámara con los que realizó giras culturales por el interior del país. En 1958 es elegida por Alicia Alonso para bailar Giselle, siendo la primera bailarina argentina que encarna este rol en su versión coreográfica original.
En 1959 inicia su trayectoria internacional, con una serie de recitales en Brasil, viajando luego a París donde se perfecciona con Victor Gsovsky, Nicolás Zvereff y Boris Kniaseff. Se traslada luego a Alemania bailando como estrella invitada en la Opera de Munich, e iniciando una extensa gira con el Berliner Ballet, presentándose en toda Alemania, Bélgica, Holanda, Francia y Checoslovaquia.
Es invitada por el London’s Festival Ballet para actuar nuevamente en Europa durante cuatro extensas temporadas: 1960-1961- 1963 y 1966. Se recrea especialmente para ella La doncella de nieve de Bourmeister, y es la primera bailarina argentina que baila Giselle en Londres. Durante todos estos años alterna su actividad en el Teatro Colón, que va unida a importantes estrenos: Fedra, Passion y Suite en Blanc de Lifar, Abraxas de T. Gsovsky; El niño brujo, Coppélia y La bella durmiente del bosque de J. Carter; Constancia de W. Dollar; Orfeo de Andrade; y los estrenos mundiales de Romeo y Julieta (junto a José Neglia) y La Cenicienta de George Skibine, y La sylphide de Pierre Lacotte.
En 1968 obtiene en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón el título de Regisseur de Ópera. En 1971 se reintegra a la escena y Rudolf Nureyev la elige para el estreno sudamericano de El Cascanueces, bailando junto a él en el Teatro Colón y en el Teatro Coliseo en recitales que posteriormente serían ofrecidos en Brasil y filmados para Eurovisión, donde interpreta Las sílfides, y Apollon Musagete de Balanchine y Las bodas de Aurora. En 1973 se presenta en el City Center de Nueva York en una gala del National Ballet of Washington junto a Margot Fonteyn. Posteriormente es invitada por el Ballet de André Eglevsky para bailar Coppélia y El Cascanueces. Durante 1975-77 actúa regularmente en los Estados Unidos presentándose con diversas compañías en giras junto con su partenaire Bill Martin-Viscount.
En 1977 se retira de la escena en la función de gala en el Teatro Colón con el ballet Coppélia de Jack Carter.
Asumió durante dos períodos la Dirección Artística y Coreográfica del Ballet Estable del Teatro Colón (1974 y 1977).
Dedicada a la enseñanza desde 1971, promueve en 1980 la creación de la Fundación Ballet Clásico Argentino. En 1984 es contratada como maestra de baile del Ballet Nacional de Chile.
En la actualidad se dedica a la enseñanza privada y ha sido designada Presidente de la Fundación Ballet Clásico Argentina.
Ha sido considerada “Bailarina del año” por su interpretación de los siguientes ballets: Las sílfides (1967), Romeo y Julieta (1970), El Cascanueces (1971), Giselle (1972) y El niño brujo (1973).
Obtuvo las siguientes distinciones: Venus Dorada del Círculo Femenino (1967), Miembro Honoris Causa de Universidades Populares Argentinas (1973), Miembro de Honor del Instituto de Cultura Hispánica Manuel de Falla (1975), Gran Premio de Honor Fondo Nacional de las Artes (1977), Premio Orden al Mérito (en el grado de Caballero ) otorgado por los Caballeros de San Martín de Tours en el Histórico Cabildo (1984), Diploma al Mérito de la Fundación Konex (1989), Gran Premio Konex de Platino (1989), Quinquela de Oro por su trayectoria artística (1989), Premio Manzana de las Luces (1991), Premio “Promea” otorgado por el Archivo de la Nación (1993), Premio María Ruanova a su brillante trayectoria otorgado por el Conejo Argentino de la Danza (1996), Nombramiento Senador de las Luces por su trayectoria en el Mundo de la Cultura, de las Ciencias y de las Artes otorgado por la Presidencia de la Nación (1998), Premio Columna de la Cultura otorgado por el Fondo Cooperativa de Caseros (1998).
La crítica internacional se ha pronunciado unánimemente por el arte de Olga Ferri, considerándola una de las más importantes Bailarinas de Latinoamérica.

Independencia 3721 1º C (C1226AAC) Buenos Aires - Tel.: 5263 - 0323 - info@avantialui.com.ar