Argumentos
Doņa Francisquita

Acto I
Una plaza de Madrid
Fernando Soler y su amigo Cardona, dos estudiantes, se encuentran en la plaza. El primero está enamorado de Aurora “la beltrana”, actriz del Teatro de la Cruz. Pero ésta se burla del inexperto joven. Francisquita y su madre, Doña Francisca, salen de la iglesia. La muchacha está enamorada de Fernando y se siente herida al ver que éste sólo piensa en Aurora. Francisquita deja caer un pañuelo para atraer la atención de Fernando. Éste lo recoge y, con esa excusa, ella puede entablar conversación con él. Cuando las dos mujeres se van, Cardona comenta la belleza de Francisquita, pues entiende que le conviene más a su amigo que la actriz, pero Fernando sigue pensando sólo en ella.
Cuando ambos estudiantes se van, Francisquita y su madre reciben la visita de Don Matías, padre de Fernando, que aspira a la mano de la muchacha, aunque por un momento Doña Francisca cree que es ella la cortejada. Cuando se aclara el malentendido, Francisquita decide seguir el juego y finge aceptar al anciano para dar celos a Fernando. Llega Aurora "La beltrana" con Irene, su amiga. La actriz sigue incitando con desprecios a su admirador, y Cardona la increpa. Aurora entra en la botillería de Lorenzo, que también ama a la cómica. Cardona impide que Fernando entre allí y pelee con Lorenzo. Don Matías se encuentra con los muchachos y se produce otro malentendido que da a Fernando la idea de fingir que se interesa por Francisquita para provocar los celos de Aurora. Llega un grupo de estudiantes con Vicente, un amigo de Fernando y Cardona que va a casarse. Reaparece Francisquita y Fernando, con la ayuda de Cardona, la aborda y empieza a notar la belleza de la muchacha, pero sigue enamorado de Aurora, y ésta sigue excitando sus celos.
Cuando entra una ronda de Carnaval, Aurora canta un pasacalle y se va con los demás. Francisquita, a pesar de todo, confía en lograr el amor de Fernando.
 
Acto II
Un sitio en las inmediaciones del Canal
Se oye a Aurora cantar una canción, y los cofrades que celebran el carnaval responden con una pieza humorística. Llega Cardona, disfrazado de maja, perseguido por varios hombres atraídos por sus "encantos", y entra también Fernando. Llegan Don Matías y Doña Francisca; el anciano quiere presentar a Francisquita a su hijo, para que conozca a la que él cree que será su madrastra. Fernando empieza a sentir amor por la joven, molesto al pensar que ella piensa casarse con un anciano como su padre para convertirse así en Doña Francisquita. Cuando todos se van, Fernando, que oye una canción de Aurora, vacila en sus sentimientos amorosos. Cardona, que sigue disfrazado de maja, vuelve y, para molestar a Aurora, finge una escena galante con Fernando. Aurora se enoja. Francisquita regresa y logra que Fernando le declare su amor; luego finge un desmayo y él la toma en sus brazos, cosa que molesta a Don Matías, que ha vuelto al lugar. Se organiza un baile y Francisquita baila con Fernando; Don Matías se consuela bailando con Aurora.
 
Acto III
En una calle
Siguen oyéndose las rondas del carnaval y desfilan varias parejas de disfrazados. Doña Francisca y Francisquita anuncian a Don Matías que no asistirán a la fiesta y el anciano decide quedarse en casa. Francisquita ha hecho creer a su madre que es de ella de quien Fernando se ha enamorado, y la madura dama, creyéndoselo, se dispone a acudir también a la fiesta. En el baile, Cardona se pelea con Aurora, y ésta, furiosa, hace recaer su mal humor sobre Lorenzo. Este, que sabe que Aurora está enamorada de Fernando, acude a la casa de Don Matías para desafiar al joven. Don Matías decide acudir al desafío. En el patio de una casa se celebra un baile. Aurora y Cardona cantan el Bolero del Marabú, pero Fernando sólo piensa en volver a ver a Francisquita. Llegan la muchacha y su madre, que coquetea ridículamente con Fernando. Don Matías recrimina a la señora sus inadecuadas aspiraciones amorosas, diciéndole que podría ser la madre de Fernando. Cardona le hacer ver a Don Matías que lo mismo podría ser él el padre de Francisquita. El anciano se da cuenta de su error y acepta compungido que quien debe casarse con la muchacha es su hijo Fernando. Todos celebran la próxima boda, y Aurora se consuela coqueteando con Cardona.

Independencia 3721 1º C (C1226AAC) Buenos Aires - Tel.: 5263 - 0323 - info@avantialui.com.ar