Argumentos
La Silfide

 
1º Acto - En la sala de una casa de campo escocesa

James Ruben, un joven escocés, duerme en una silla junto al fuego. Una Silfide del bosque encantado lo contempla con amor y danza sobre su silla. Lo besa y luego desparece en cuanto él se despierta. James despierta a su amigo Gurn y le pregunta sobre la Sílfide. Gurn niega haber visto la criatura y recuerda a James que está próximo a casarse. James promete olvidarse de la aparición.

La novia de James, Effie, llega con su madre y las acompañantes. James la besa, pero una sombra en un rincón lo sobresalta. Piensa que la Sílfide ha regresado y escapa, sólo para toparse con Magde, la bruja, que está arrodillada en el hogar para calentarse. James queda contrariado. Effie y sus amigas le piden a Magde que les diga la suerte. La bruja accede e informa a Effie que James ama a otra y que ella se unirá a Gurn. James se enfurece y echa a Magde de la casa.

Effie y sus doncellas corren escaleras arriba para preparar la boda. James se queda solo en la habitación. Cuando mira por la ventana, la Sílfide se materializa frente a él y le confiesa su amor, sollozando ante la indiferencia de James, que finalmente queda capturado por su belleza etérea y la besa con ternura. Gurn, que espía desde la sombra, corre a decirle a Effie lo que ha sucedido. Pero la Sílfide ya ha desparecido. Los presentes se convencen de que Gurn ha inventado esa historia por celos y se ríen de él. Todos danzan y en medio del baile la Sílfide entra e intenta distraer a James.

Mientras marcha la procesión nupcial, James se queda mirando el anillo de bodas de Effie. La Sílfide le arrebata el anillo, se lo pone en su propio dedo y huye al bosque. James corre detrás de ella para escozor de los invitados. Effie está desconsolada y cae llorando en los brazos de su madre.

2º Acto - En un sitio neblinoso, en el bosque

Magde y sus compañeras danzan grotescamente en torno a un caldero en el que se cuece un extraño brebaje. Magde extrae del recipiente un chal mágico. El caldero luego se hunde, la niebla se disipa y se hace un claro en la foresta.

James entra con la Sílfide que le muestra su reino encantado. Le trae frambuesas y agua, pero evita abrazarlo. Para agasajarlo, llama a sus hermanas etéreas que tímidamente entran y danzan. El joven escocés está fascinado y se suma al divertimento hasta que todas se esfuman.

Entretanto, los invitados a la boda han estado buscando a James en el bosque. Cuando llegan al claro, Gurn encuentra su sombrero, pero Magde lo convence de que no diga nada y que declare a Effie su amor.

Así lo hace y Effie acepta su proposición. Cuando todos parten, James llega al claro y se encuentra con Magde, que le arroja la bufanda mágica. Le dice que la chalina lo unirá a la Sílfide y ella no podrá escapar.

Le indica que deberá envolver los hombros y los brazos de la Sílfide con ella para que surta efecto. James está en éxtasis. Cuando la Sílfide regresa y ve el chal, deja que James se lo ponga porque tiembla de frío.

Cuando James la abraza apasionadamente, sus alas se caen, ella se estremece y muere en sus brazos.

Acongojadas, sus hermanas entran para llevarse su forma sin vida. De repente, una jubilosa procesión encabezada por Effie y Gurn cruza la foresta. James queda azorado. Magde levanta la vista al cielo y ve a la Sílfide que asciende llevada por sus hermanas. James se desmaya. Magde se regocija en el triunfo del mal.
 
Independencia 3721 1º C (C1226AAC) Buenos Aires - Tel.: 5263 - 0323 - info@avantialui.com.ar